Página en construcción. Pronto estaremos con vosotr@s!

SELVA DE IRATI – FÁBRICA DE ARMAS DE ORBAITZETA – URKULU – ARPEA
 
La Selva de Irati es un extenso territorio, (17.195 Ha) que desde la antigüedad ha tenido un aprovechamiento ganadero- forestal y cinegético. Se sitúa en una cuenca rodeada por montañas, ubicada en gran parte en los Valles de Aezkoa y Salazar.
 
Con un gran valor natural y ecológico, es considerado como uno de los mayores hayedo- abetales de Europa. Diferentes áreas de la Selva poseen diversas figuras de protección de la naturaleza, como son ZEPAs, RESERVAS INTEGRALES Y NATURALES, estando en ejecución la implantación de un LIC, Lugar de Interés Comunitario. La Selva la conforman mayoritariamente hayas y, en menor proporción, abetos y pastizales de calidad.
 
Para conocer Irati existen variadas opciones: senderos balizados, travesías, BTT... La presente web, realizada por las Juntas de los Valles de Aezkoa y Salazar, gestores de la Selva de Irati, pretende ser un instrumento para acercar esta realidad al visitante.
 
La Selva de Irati constituye un gran atractivo naturalístico todo el año. El paisaje es una sucesión permanente de pequeños acontecimientos: la explosión verde de la hoja en primavera, el pasto del ganado en verano, la extraordinaria policromía de otoño, el silencio invernal, bañado a veces con el blanco de la nieve... Existen numerosas posibilidades de paseos y travesías a pie o en BTT, así como ascensiones montañeras o actividades invernales sobre nieve (raquetas, esquí de fondo balizado en Abodi, ...) lo que permite durante todo el año valorar la calidad de este entorno. Además existe una red de 16 senderos balizados. Elegidos con esmero, pasear por ellos se convierte en una de las mejores maneras de descubrir sus secretos. La oferta de senderos que presentamos, denominados SL, son senderos balizados en verde y blanco, con panel de inicio y menores de 10 km. En general son aptos para todas las edades. Para conocer más pulse en los senderos de la tabla superior.
 
  • Las oficinas de información y turismo de Otsagabia y Orreaga/Roncesvalles (todo el año) y Garralda (temporada alta) le ayudarán a resolver sus dudas.
  • En temporada alta existen puntos de información dentro de Irati en Arrazola y Virgen de las Nieves.
 
Fábrica de armas de Orbaitzeta:
 
Sobre el Puerto de Pasajes: “Situado a dos leguas del Bidasoa, cerca de la selva de Irati, tan renombrada por la abundancia y excelencia de sus maderas de construcción, y rodeada de numerosas fábricas que fabrican el mejor hierro conocido, que se vende a muy bajo precio“.
 
Informe de un agente secreto francés, 1835
 
Aunque de corta existencia, (1784-1884), la Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta tuvo una intensa y azarosa historia, fiel al turbulento siglo XIX. Su importancia militar se refleja en la lista de los protagonistas que estuvieron en ella, caso de los Generales Morillo y Reille, Espoz y Mina o Zumalacárregui; a los posteriores ilustres visitantes como Valle Inclán, Hemingway o los fotógrafos Echagüe y Sta M. del Villar.
 
La antigua ferrería del Valle de Aezkoa, conocida desde 1432, y sus Montes Comunales fueron cedidos gratuitamente a la Corona española, eso sí con engaños, a cambio de la construcción de la Fábrica y el trabajo que decían iba a generar.
 
La Fábrica sólo fue un imán para las cinco guerras de la época, (1793-1875), sufriendo el Valle todas sus nefastas consecuencias. Tras producir durante años munición, y en alguna etapa incluso cañones, pasó a mediados del s. XIX a producir hierro de calidad, que luego era transformado en las fábricas de Trubia y Oviedo en Asturias. Malviviendo desde 1869 tras un incendio fortuito, terminó cerrando sus puertas en 1884 por el auge de los Altos Hornos.
 
Desde su apertura El Valle de Aezkoa denunció el fraude de la cesión. Así en el informe de 1790 se afirma que:
 
"el inocente candor de los que asistieron al otorgamiento, su ignorancia ó poca instruccion en el idioma castellano y el aparato ó combite magnifico, con que quiso lisongear su gusto el comisario...
Unas ventajas imaginarias, y que el terror que se procuro infundirles como tambien respeto á la R. orden misteriosamente reserbada y finalmente de las persuasiones aluzinados..."
 
Aezkoa luchó durante años, a base de abogados y cuantiosos gastos en viajes a Madrid, la devolución de sus montes. En 1851 recurrió a la justicia ordinaria navarra, pero también fracasó. El Valle siguió intentándolo en el Parlamento de Madrid, pero fue inutil. La guerra civil del 36 cerró cualquier puerta a la devolución. No fue hasta los años 1975-79 cuando Aezkoa por fin fue escuchada, siendo devueltos los Montes a sus habitantes entre los años 1979-82.
 
La Fábrica es una joya de la arqueología industrial peninsular. Construída bajo la influencia del Enciclopedismo francés, con una moderna visión donde además de la producción cobraba protagonismo la salud y vida diaria de los trabajadores. Más de 150 trabajadores y sus familias, junto a tropas de vigilancia vivieron durante años en este frondoso y perdido rincón de la Selva de Irati.
 
Hoy es el día en que el Valle de Aezkoa, tras recuperar sus montes, aspira a recuperar también la Fábrica, en lamentable estado de ruina y continuo deterioro. En 2007 ha sido declarada Bien de Interés Cultural, por ser una joya de la arquitectura del siglo XVIII, fundamental para el estudio de la arqueología industrial y la historia de las Fábricas Reales a nivel peninsular y que merece, para el bien de todos, que se mantenga en pie como monumento vivo de nuestra historia.
 
Es un hito en la historia Navarra y peninsular, un libro abierto que relata la historia del siglo XIX.
 
AVISO: pendiente de recuperación, por su estado de ruina, se ruega MÁXIMA PRECAUCIÓN en caso de adentrarse en la parte baja de la fábrica, o descender al río a ver sus arcos.
 
Urkulu es una torre conmemorativa romana ubicada en la cima del monte Urkulu, en el término municipal de Orbaitzeta, Navarra.
 
En 1976 el arqueólogo francés Jean-Luc Tobie la identificó como una torre-trofeo romana, erigida en el siglo I a. C. para conmemorar la reciente conquista de Aquitania ; la construcción se utilizó para marcar el límite sur de los nuevos territorios conquistados. En la campaña arqueológica de 1990 se localizó un altar de consagración que confirmó esta interpretación del monumento. La torre domina el paso fronterizo de col d'Amoustegui, por el que discurría en la antigüedad la vía romana Ab Asturica Burdigalam (de Astorga a Burdeos) que pasaba por Pamplona y Dax.
 
La torre tiene forma tronco-cónica, mide 19,5 metros de diámetro en la base y tiene 3,6 metros de altura. Su altura original debía ser de 4,5 metros. El espesor de los muros es de 2,6 metros y su interior está relleno con los restos del trabajo de cantería originales.
 
A escasos metros de la torre quedan restos de una casa fuerte construida y utilizada a finales del siglo XVIII, durante la Guerra del Rosellón que enfrentó a Francia y España en 1793. En las laderas del mismo monte Urkulu se han localizado numerosos restos prehistóricos, como dólmenes y cromlechs.
 
Arpea
 
Entre los Valles de Garazi-Cisa y Aezkoa se encuentra esta curiosa formación geológica que durante siglos se ha utilizado para guardar al ganado y protegerlo de las inclemencias de estas tierras.
 
Para llegar, desde la Torre de Urkulu, tenemos que continuar la pista hacia la Muga francesa.
 
La pista hasta allí pasa por un bosque de hayas y es interesante hacer algunas paradas por el camino, para disfrutar de la belleza de la zona. También si vamos observando, veremos mojones de piedra que marcan los restos de los dólmenes y cromlech que se encuentran en la zona.
 
Una vez llegamos al col d’Orgambidé sale una pista a la derecha y veremos un cartel que nos indica que la cueva se encuentra a 3 km. En este punto dejamos el vehículo y comenzamos la ruta. Para los que no quieran andar, la pista es accesible con cualquier vehículo y se puede llegar hasta casi 250 m de la cueva, aunque es un paisaje que merece la pena disfrutarlo despacio y es lo que os recomendamos. Debido a la altura a la que nos encontramos no existe vegetación, lo que nos permite tener unas vistas muy buenas de todo el valle. Si vamos en primavera o verano los verdes del pasto nos harán disfrutar más de los pliegues de estas montañas, haciendo que el paisaje de este profundo valle sea impresionante.
 
El camino desciende lentamente siguiendo la divisoria de la frontera entre Francia y España. Todo esta zona esta muy íntimamente relacionada con el pastoreo, por lo que veremos mucho ganado y casas de pastores a lo largo del camino. En verano incluso podremos comprar queso, ya que durante el recorrido pasamos por unas edificaciones de pastores que venden este preciado producto.
 
Poco más adelante el camino finaliza en una pequeña explanada de la que sale la senda que nos llevará a la cueva de Arpea. Este sería el punto donde dejaríamos el vehículo si no hemos querido andar anteriormente.
 
La senda discurre por una ladera muy pronunciada que finaliza en un arroyo que surca este pequeño valle. Tened cuidado en esta zona para no tener tropezones ya que la caída sería fatal.
 
La cueva se encuentra en un pequeño complejo de pastores que se encuentra en esta zona, vallas, puertas y alguna casa que junto con el paisaje de las montañas hacen de este un rincón muy bucólico